viernes, 3 de noviembre de 2017

Zorongo castellano

En mystery Open tuning


Poema frío a Facebook

Poema frío a Facebook

Oh red! Oh social! Oh
mierda fría digital.
Vendes innovación, reproducción,
diseño, futurismo y alienación.
Vendes grandeza e inteligencia.
Pero son niños-ratas los que
manejan tus entrañas.
Currando en cubículos cancerígenos.
Como chinos. Como locos.
Como ratas tontas de laboratorio.

Oh Facebook! yo como millones,
me abrí a tí por necesidad, con
intención de llegar a mi “público
objetivo”. Pero descubro
perplejo que no llego ni al vecino.

Más bien tú me usas como proveedor.
Como hormiguita tonta. Engañado
como buen español.

A la mierda ya. Sé que me usas. Y de
me momento, no cierro mi perfil.
Porque aunque lo enmierdas
por sistema, me siguen llegando cosas
buenas.
Mi fe es escasa ya, tanto como
los buenos humanos...pero ahí están,
haciendo que las cosas lleguen, ocurran,
alimenten.
A pesar de tí, red social trucada,
dirigida por y para sicópatas,
sociópatas, tecnócratas,
babosos y babosas.

domingo, 29 de octubre de 2017

La vida secreta de los músicos

Esto es un fragmento de un mail que mandé a un amigo hace un año más o menos:
"Tocar, hacer canciones, trae felicidad...pero últimamente me preocupa esta paradoja: ¿las canciones son para uno mismo o para que otros las escuchen? es como una aporía.
Siempre pensé que si haces una canción es porque deseas expresarte y comunicarte con otros. De forma natural, no por obligación u otra razón ajena.
Si no fuera por motivación natural, no habría música ni músicos probablemente.
Pero ¿y si no hay interés por lo que comunicas? Por los motivos que sean..."

Hoy puedo añadir que si no hay interés pero hay motivación personal, las canciones siguen surgiendo...y ya que "el público" las "descubra" es otra historia desligada.